SEPI

Archivos

CUANDO EL RETO ESTÁ EN COLOCARSE EN LA LÍNEA DE SALIDA. ASÍ SE PREPARA NUESTRO EQUIPO NE_U_TRÓN

Desde que en el mes de marzo el Grupo de Voluntariado decidió poner en marcha una actividad de gestión solidaria y organizó una barbacoa-calçotada para recaudar fondos para que nuestro equipo Ne_U_trón pudiera correr la Trailwalker (100 km) y contribuir así a la lucha contra la pobreza, nuestros 4 corredores y las dos personas de apoyo no han dejado ni un solo momento de trabajar para conseguir el reto de llevar hasta la meta el nombre de ENUSA, vinculándolo a una gran causa como es la “lucha contra la pobreza”.

La recaudación conseguida ha sido fruto de una decisión colectiva, la de los empleados de ENUSA, pero además, hay un esfuerzo que no se visibiliza, el de nuestro equipo de corredores. Realizar 100 km es una prueba muy exigente. La dureza de afrontar esta distancia no está solamente en llegar a la meta, sino en llegar a la salida. Para colocarse en esa línea hay que estar realmente preparado y esto supone haber entrenado mucho. Los kilómetros acumulados en los meses previos se cuentan por cientos. A fecha 21 de mayo, los kilómetros que han recorrido los Neutrones ascienden a 2.283, una cantidad importante:

 

 

 

 

 

Cientos de kilómetros son cientos de horas robadas al sueño, al descanso, a la familia. Kilómetros que son recorridos por caminos y montes, en muchas ocasiones muy alejados de casa. En esos kilómetros a veces se produce dolor y desgaste físico.

Para lograr coordinar unos ejercicios con otros, un entrenador (Mario Garcia Durante) les ha preparado un programa específico que ellos, nuestros Neutrones, están reflejando en Facebook (https://www.facebook.com/NeUtronEnusa) y que consiste en:

  • Los días laborables, cambios de ritmo y ejercicios específicos que suelen llevar 1,30 horas.
  • Los festivos, tiradas largas para acumular kilómetros, de hasta 3 horas (20-30 km), buscando rutas similares a las que van a encontrar el día de la prueba. Estas rodadas largas también son imprescindibles para probar el material a utilizar (zapatillas, calcetines, etc.), así como la hidratación y alimentación (barritas energéticas/geles).
  • Los estiramientos son fundamentales para evitar lesiones indeseadas.

Y todo esto pendientes del tiempo que vaya a hacer porque no es lo mismo correr a pleno sol con 25ºC que con viento y tormentas, y eso no se sabe con una cierta certeza hasta un par de días antes del evento. Los errores aquí pueden retirar a los corredores del itinerario por deshidratación, hipotermia…

¿Y cómo hacen todo esto?

  • Aprovechando cualquier hueco del día, incluso los que puedan surgir de manera inesperada.
  • Levantarse tempranísimo los fines de semana para haber acabado cuando otros empiezan el día –incompatible con dormir lo suficiente-.
  • Coordinar el entreno en campo con actividades para el resto de la familia.
  • Reconocer que la familia está también haciendo un esfuerzo y sonreír cuando te duele todo y estás de tiendas, comida, cena….
  • Quitar tiempo a otras aficiones y actividades secundarias.
  • Sacando fuerzas de la motivación.

En todo este proceso de preparación es casi más difícil llegar a la salida que a la meta. Sin lesionarse y con la responsabilidad de ser el equipo de ENUSA, lo que implica no fallar. La Trailwalker no es una carrera cualquiera. Muchas personas han puesto en ella su esfuerzo y no se las puede defraudar. Invade la presión emocional y el miedo a no estar a la altura de las expectativas de los que confían en el cumplimiento del reto: los compañeros.

Ne-U-trón somos todos.

Ánimo a nuestros representantes.

En la salida, en las etapas y en la meta, estaremos todos.

Este es un esfuerzo colectivo: de los neutrones, de los voluntarios y de la empresa.