SEPI

Archivos

2018, el mejor año de ENUSA de su historia

Sin duda, 2018 será considerado como uno de los mejores años de la empresa pública ENUSA. La firma de los contratos para el suministro de Forsmark 1 y Foorsmark 2 a principios de año, con la finlandesa TVO y con las tres principales eléctricas españolas, IBERDROLA, NATURGY y ENDESA ha supuesto un impulso importante de la empresa pública tanto a nivel de negocio como de recuperación de mercado en los países nórdicos tras años de ausencia.

Para el presidente de ENUSA, José Vicente Berlanga, este contrato ha sido posible «gracias a la confianza y seriedad mostrada con nuestros clientes, a nuestro compromiso por seguir impulsando la investigación y la mejora de nuestros productos y prestaciones y, cómo no, a la inestimable colaboración de todas las personas que conforman esta gran empresa». Cree que es un «gran hito porque, por una parte, supone recuperar un mercado que se había perdido y que es muy importante y, por otra, supone estabilidad económica y financiera para los próximos años y es un aliciente para seguir trabajando en proyectos que permitan a ENUSA seguir creciendo y ser referente a nivel internacional».

El Grupo ha iniciado una fuerte apuesta por la internacionalización y, fruto de ello, se ha podido recuperar la confianza de los clientes nórdicos y abrir nuevas oportunidades en mercados emergentes.

Así pues, la planta de Juzbado vuelve a fabricar combustible para las centrales nucleares de los países nórdicos tras unos años de ausencia en este mercado. Una buena noticia para el entorno de local de la fábrica salmantina porque garantiza la empleabilidad y el proceso de rejuvenecimiento de la plantilla. Una acción imprescindible para el objetivo que, seguro, persiguen los municipios de la comarca de fijación de población joven que permita la revitalización local.

La planta de Juzbado de ENUSA se convierte en líder indiscutible a nivel europeo en ingeniería y servicios asociados en cuanto a suministro de reactores BWR, de ebullición, fruto de la intensa labor que el Grupo está llevando a cabo en materia deI+D+i a la que se suma el reto de la Transformación Digital hacia una industria 4.0 que ha iniciado la empresa, una de los mayores retos de un futuro que es global y que son necesarios para mantener y reforzar los acuerdos tecnológicos y de licencia con Westhinghouse y con GNF o mantener el desarrollo de equipamiento de alta tecnología que nos permita consolidar la diferenciación tecnológica y de reconocimiento de los clientes, seguir potenciando la internacionalización de los servicios y equipos de inspección y procesos y servicios medioambientales.

Pero, además de la actividad nuclear, tambiñen ha sido un buen año para una de las filales del Grupo, ETSA, que ha mejorado también sus cifras y se ha convertido en la empresa referente en España en el transporte de isótopos radiactivos presentes en la vida diaria de los españoles ya que son los elementos esenciales en el diagnóstico y tratamiento del cáncer. La empresa logística amplia también su actividad a nuevos transportes y afianza, así, el crecimiento que ha venido teniendo en los próximos años.

Berlanga cree que «ETSA es una empresa de la que sentirse muy orgullosos porque requiere la precisión y la profesionalidad necesarias para trasportes muy especiales y estamos cumpliendo nuestros objetivos de excelencia en nuestra actividad. Esperamos que 2019 sea incluso aún mejor, pero lo cierto es que hemos puesto el listón muy alto en este 2018».

El presidente de ENUSA, José Vicente Berlanga, también ha querido destacar la evolución «positiva» de EMGRISA, la filial medioambiental del Grupo a la que, destaca, «dedicaremos mucho esfuerzo» para remontar las cifras de años pasados y hacer de la sección medioambiental del Grupo una referencia a nivel nacional e internacional «porque tenemos a los mejores profesionales, altas capacidades y una apuesta decidida por mostrar nuestro potencial al mundo en cuanto al cuidado del medioambiente». Para ello, al igual que con el área nuclear, seguirán apostando por la internacionalización y la búsqueda de mercados emergentes, «sin olvidarnos del mercado nacional, que vive una época de apuesta por la sostenibilidad medioambiental tras la llegada del Gobierno de Pedro Sánchez».